¿Qué es el concurso mercantil?

Es una procedimiento legal para que las personas físicas y morales dedicadas al comercio puedan afrontar una contingencia financiera, ya sea para negociar con sus acreedores el pago de sus adeudos en mejores condiciones, o bien, para liquidar su negocio con la venta de los bienes de la empresa de forma legal y ordenada, con lo que se reducen riesgos para socios y administradores.

El procedimiento de concurso mercantil consta de dos etapas:
  1. Conciliación: tiene como finalidad la conservación de las empresas mediante el convenio de pago que celebren con sus acreedores;
  1. Quiebra: tiene por objeto la venta de los activos del comerciante, para hacer pago a sus acreedores, autoridades o particulares,  conforme a la prelación establecida en la ley.

¿Quiénes pueden ser declarados en concurso mercantil?

TODOS los comerciantes.

Comerciante es toda aquella persona física o moral que tiene capacidad legal para realizar, de manera habitual y profesional, actos de comercio.

También son comerciantes las sociedades constituidas con arreglo a las leyes mercantiles, así como las sociedades extranjeras o las agencias y sucursales de éstas, que dentro del territorio nacional ejerzan actos de comercio.

Además, la ley equipara a la figura de comerciante a fideicomisos con actividades empresariales y las sucursales de sociedades extranjeras.